12/6/11

Gyu Jin Hot Pot

Hoy voy a retomar mi sección de entradas culinarias con uno de mis últimos descubrimientos, el restaurante japonés Gyu Jin (牛陣). Éste restaurante es conocido por los Hot Pot, el típico buffet asiático donde cocinamos los alimentos nosotros mismos en nuestra mesa, del que ya hablé hace meses en esta entrada.

Lo primero de todo, y bien claro a la entrada del restaurante, había un cartel que nos indicaba que todos los productos que utilizan estaban "a salvo", que no tenían radiación (que siempre conviene, para evitar mutaciones y demás problemas...):



Después de sentarnos y de traernos la carta, nos traen el típico té de arroz japonés (que me encanta), y decidimos pedir el Hot Pot de ternera, que incluye dos platos de carne, 1 hora de buffet libre de verduras, pescado, champiñones y demás, y helados de Häagen-Dazs variados de postre. Aquí no había manera de fallar, porque esto ya lo había probado yo una vez con Anthea y la nota había sido de Sobresaliente. Así que venga, trae la cacerola que ya le voy yo dando a la vitrocerámica:


Cada mesa tiene una vitrocerámica en el medio, donde te traen el caldo que escojas, en este caso de carne. Hay mucha gente aficionada al caldo super picante (para que nos entendamos, lo mismo pero con 100 chiles) que dicen que les gusta más. Allá ellos...

Aunque la vitrocerámica tiene botones para encender/apagar y controlar la temperatura, debajo de la mesa cuelga un mando a distancia. Esto es Hong Kong, aquí en cuanto a tecnología no falta de nada!!


Todavía no hacía "plopló" el caldo cuando nos trajeron la carne:


Una ración más que abundante para dos personas. Y ahora toca levantarse a buscar el "verde" para acompañar:



Noodles, verduras, tofu, champiñones enoki (riquísimos), pescado, salchichas, lechugas, tubérculos varios...




Y todo ello acompañado por arroz frito o blanco...
Ya hierve el agua. Empieza a echar, que tenemos solo una hora para comer!!



Para cocinar la carne, y que no se te pierda entre tanta cosa y se te deshaga, hay unas pequeñas garcillas (no me acuerdo cómo se dice en no-asturiano) para cocer la carne en ellas:




Como la carne está cortada tan fina tarda unos 15 segundos en estar lista para comer. Da gusto:




Aquí sale Casto, primerizo en Hot Pots, intentando poner en práctica mis enseñanzas (con más éxito unas veces que otras...)




El resultado de la comida fue el siguiente:




No acabamos el caldo que sobró en la cacerola porque no había pan para mojar, que si no...
Y ya cuando no podíamos más, nos pasamos a los helados, para rematar:




Dale, dale, que todavía nos quedan 5 minutos, era el pensamiento de Casto...


Y al final la cuenta:




Hora de entrada: 14:39
Hora de salida: 15:25


2 Hot Pots: $176 (15'76€)
2 Cervezas Mixtas: $15 (1'34€)
10% de Service Charge: 19'1$ (1'71€)

Total: $210 (18'80€)

Qué os parece el restaurante, habrá que volver, no?

3 comentarios:

  1. Eso si que fue un hotpot rápido, yo soy de tomármelo con más calma :) Y el precio está bastante bien para lo que comieron. Será cuestión de probar el sitio.

    ResponderEliminar
  2. Sí, rápido sí fue, pero intenso, jaja. Éste ya lo había probado y esta genial. Hace meses fui a un Little Sheep, la cadena China, y fue más caro, pero tardamos en cenar 3'5h. Los camareros se reían cuando seguíamos pidiendo...

    Además el Gyu Jin lo hay en varios sitios, Javier, en Mong Kok y en TST por lo menos, y seguro que en la isla hay más...

    ResponderEliminar