26/1/15

Nivel asiático

Estos días hay en Hong Kong una especie de feria, con un montón de juegos, atracciones y sitios donde venden comida de varios países y demás, conocida aquí como 'Hong Kong Carnival'. El sábado pasado Anthea y yo fuimos a dar una vuelta por ahí, aprovechando además que hacia muy buen tiempo, y la verdad es que la experiencia fue digna de mención. 

Para entrar hay que pagar una entrada, y con ella te dan unas monedas que luego puedes utilizar en los juegos y atracciones. Después de (como corresponde...) picar algo aquí y allí, dimos una vuelta por la zona de los juegos, ya que teníamos que gastar las monedas que teníamos, y vimos varios juegos que nos interesaron.

El primero era este:


Hong Kong Carnival


Si os fijáis, en la imagen se ven unas bolas amarillas. Bien, estas eran las que había que tirar, intentando dejarlas en uno de los vasos de colores. Si la conseguías dejar en uno rojo conseguías un premio pequeño, uno grande si la conseguías poner en un vaso verde, y uno jumbo si la dejabas en el azul. 

Se ve claramente en la imagen que hay como unos 30 rojos, 8 verdes, 1 azul y podéis contar vosotros los trasparentes si queréis. Y bueno, el juego era imposible. Las bolas estas, además de ser grandes, eran de plástico duro y huecas por el centro, por lo que eran muy ligeras y nada más tocar un vaso salían disparadas hacia cualquier sitio. 

Yo haciendo uso de mi técnica petanquil, fui haciendo ahí mis pruebas y logré dejar dos bolas en los vasos, pero ambas en vasos transparentes. Mala suerte. Sin embargo, aquí estaba Anthea, que cogió una cesta con 6 bolas para lanzar. Dejó una en uno de los vasos verdes. Premio grande.

Hong Kong Carnival

Ella lo niega, pero lo consiguió usando mi técnica depurada petanquil. Ahí lo dejo...

Después de esto, y ya para gastar las últimas monedas que nos quedaban vimos el siguiente juego:

Hong Kong Carnival

Si el otro ya era difícil, esta ya no os digo nada. Aquí ni siquiera había premios pequeños, aquí eran todos grandes. Eso sí, para ganar uno había que dejar una moneda encima de uno de los platos que veis en la imagen. Al tirarlas desde tan lejos, os podéis imaginar cómo salían disparadas nada más tocar los platos. Era imposible. 

Bueno, teníamos 6 monedas, tres Anthea y tres yo. Tiré yo primero y nada, imposible. Le dije yo a Anthea que tirase a los platos más cercanos, que a los del centro era imposible. Tiró la primera y nada, tiró la segunda...


Hong Kong Carnival


rebotó en la mesa y se posó elegantemente en un plato. Aquí admito que no tuve nada que ver en el éxito del juego, más que nada porque con la cantidad de monedas que había en la mesa era imposible intentar nada.

Luego me enteré de que había salido en las noticias que un chaval, durante los primeros días de la feria había conseguido 30 minions en este mismo juego, y es que es verdad, da igual de la disciplina que sea, siempre va a haber un asiático que hace lo mismo que tú con la mitad de años, más rápido y mejor. Esto es así. En este enlace podéis ver un vídeo (en Cantonés) sobre el tema. La ventaja que tuvo es que no había casi monedas en la mesa, y podía intentar el mismo tiro muchas veces seguidas.

Y bien, ahora digo yo, qué hago con estos dos armatostes en casa?

19/1/15

Gardens by the Bay

Gardens by the Bay, o jardines al lado de la bahía, es el nombre del parque emblema de Singapur, construido en 2012 sobre 101 hectáreas reclamadas al mar en la zona de Marina Bay, justo al lado del famoso hotel Marina Bay Sands.

El acceso al mismo es bastante sencillo, si bien no tendrá parada de metro propia hasta 2021, según está previsto. En la actualidad la parada más cercana es Bayfront, aunque también se puede ir desde la parada del hotel Marina Bay Sands.

Cuando estuve en la ciudad en 2012 el parque no estaba abierto al público todavía, por lo que esta vez la visita era obligada. Este es el hotel del que os hablo, famoso por su piscina en la plataforma superior que conecta las tres torres.


Gardens by the Bay

A pocos metros de distancia del mismo está uno de los accesos a los jardines:


Gardens by the Bay
Haced click en la foto para verla a mayor tamaño

Podéis echar un ojo al plano de la zona y demás en la página web de Gardens by the Bay haciendo click aquí.

Las torres de la derecha de la imagen se conocen como OCBC Skyway. Se puede subir a la parte superior, desde donde hay unas vistas espectaculares de todos los jardines y del puerto, y están conectadas por unas pasarelas por las que se puede caminar, a 22m de altura.


Gardens by the Bay

Después de dar un paseo por los jardines al aire libre, fuimos directos a ver las dos cúpulas de estructura blanca que se ven en la imagen panorámica. La primera que vimos es la conocida como 'Flower dome', donde tienen una colección de plantas y árboles de todo el mundo, incluidos los peculiares baobab, o árboles botella:

Gardens by the Bay



Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

A continuación pasamos a la otra cúpula, conocida como 'cloud forest', en la que hay una montaña artificial de 35m de altura, cubierta de todo tipo de vegetación, en un clima tropical.


Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

Esta montaña tiene varios niveles, a los que se puede subir en ascensor o mediante pasarelas, y unas vistas espectaculares desde la parte superior. Las dos siguientes fotos están sacadas mientras subíamos. Fijaos en la cantidad de vapor de agua que había por todos sitios:


Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

En la parte de arriba del todo hay como un pequeño lago, del que sale el agua que alimenta la cascada:

Gardens by the Bay


Gardens by the Bay

Y lo mejor de la visita, las vistas y el paseo por las pasarelas 'colgantes' al bajar.

Gardens by the Bay

Gardens by the Bay

Los jardines están muy bien, recomiendo ir a verlos si visitáis la ciudad y tenéis tiempo, aunque hay muchas otras cosas que ver en la ciudad antes, si es que no podéis verlo todo. 

Sin duda, son una exhibición en toda regla de poderío económico, que sitúan a Singapur (una vez más) en la primera línea mundial.

24/12/14

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk es el nombre de la aldea flotante más conocida de la provincia de Siem Reap, en Camboya. Está situada a unos 40 Km de la ciudad de Siem Reap, al borde de Tonlé Sap, el lago de agua dulce más grande del sudeste asiático. 

El nombre de la aldea significa algo así como 'puerto de los colmillos de elefante', y es una de las visitas obligadas para todo tipo de turistas en la región. 

Después de más de una hora en furgoneta desde Siem Reap, sobre carreteras (si es que se pueden llamar así) de cuarta categoría, llegamos a una pequeña aldea que sirve de embarcadero local, a una media hora en barca de Kompong Phluck. 

Kompong Phluk - Siem Reap


La carretera que se ve en la imagen está en esta época del año completamente cubierta por el agua, ya que sube varios metros durante la época de lluvias, lo que hace imposible llegar a Kompong Phluk por carretera.

Fijaos en la tecnología alemana de la barca en la que nos subimos:


Kompong Phluk - Siem Reap

La verdad es que el trayecto hasta la aldea fue bastante interesante, ya que pudimos subir al piso superior de la embarcación y sacar fotos desde allí. Sin embargo, durante los primeros 20 minutos no había gran cosa a lo que sacarle fotos, simplemente una explanada inmensa de agua, con algún que otro arbusto en el camino.


Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Después de algo más de media hora de trayecto pudimos ver varios edificios, aislados, en el medio de la nada. Como este, una casa vacía para los visitantes de la aldea. Según nos explicó la guía que llevábamos, a veces familiares o amigos de residentes en Kompong Phulk pasan la noche en esta casa:


Kompong Phluk - Siem Reap

A pocos metros de allí, y justo ya a la entrada a la aldea nos encontramos con este otro, que si no recuerdo mal eran unas oficinas del ayuntamiento:


Kompong Phluk - Siem Reap


El siguiente que vimos fue fácil de adivinar, ya que se podían ver niños a través de las ventanas: el colegio local.



Kompong Phluk - Siem Reap

Y las oficinas de la policía:


Kompong Phluk - Siem Reap

Todo esto estaba como en una avenida principal, que supongo que durante la época seca tendrá bastante tráfico, y a pocos metros de allí entramos en lo que ya era la aldea en sí:


Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Sí, ya lo sé, el agua estaba sucia, y la verdad es que no quise ni preguntar sobre ello. Os podréis imaginar como van al baño aquí en esta aldea... ahí lo dejo.

La mejor parte de la visita fue sin duda el poder dar una vuelta por la aldea y por el conocido como bosque inundado, que está justo al lado. Una señora local nos subió a su barca y empezó a remar:

Kompong Phluk - Siem Reap

Al salir un poco de la zona central de la aldea el agua ya estaba más limpia y poco a poco nos vimos rodeados de árboles. Fijaos en las siguientes fotos y el reflejo de los árboles en el agua:

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Kompong Phluk - Siem Reap

Las vistas eran impresionantes, parecía como si estuviésemos metidos en un cuadro al óleo, en un bosque infinito, en el completo silencio.

Y de hecho Anthea hizo una amiga en este trayecto, a las que le dimos unas caramelos que llevábamos. Cuánto hará que no había probado uno de estos, me preguntaba yo...


Kompong Phluk - Siem Reap

La pena fue que no nos podíamos comunicar con ella, ya que no parecía entender inglés, y mi dominio del khmer local deja bastante que desear. Quizás la próxima vez nos recuerde.

28/11/14

A varazo limpio

En una entrada que escribí hace ya algo más de dos años, os hablé de las leyes, normas y penas severísimas de Singapur. Os conviene hacer click aquí para repasar la entrada antes de seguir leyendo.

Bien, el otro día me encontré con una noticia en el South China Morning Post, el periódico más importante de Hong Kong, acerca de dos turistas alemanes que acababan de ser detenidos por vandalismo en Singapur. Esta es la noticia (en inglés).

Según cuenta el periódico, estos dos turistas, de 21 años de edad, entraron en una estación donde estacionan los de trenes del metro por las noches, saltando un muro con alambrada y pintaron un graffiti en uno de los vagones. Cuando se encontraban en Malasia, a punto de embarcar en un vuelo a Australia, fueron detenidos y extraditados a Singapur. Bueno, y ahora, agárrese señora, que esto es lo que les espera:

Por entrar en las instalaciones de los trenes sin permiso les pueden caer hasta dos años de prisión, 600€ de multa o las dos cosas.

Por vandalismo, hasta 3 años de prisión, 1200€ de multa, y de 3 a 8 varazos, digo yo que para ir preparándote para la cárcel.

Esto de los varazos es un tema interesantísimo, fácil, económico, efectivo, y que sin duda previene el crimen que da gusto. Os explico ahora un poco más en detalle el tema:

 - Esta norma viene de la época colonial británica, y tanto los diferentes tipos de penas, como la manera de llevarlas a cabo están perfectamente especificadas.

- Todo hombre, menor 50 años y mentalmente competente, puede ser condenado a recibir varazos. Las mujeres se libran.

- El máximo de varazos por sentencia es de 24. Es decir, que si hay más de un juicio (y condena) te pueden caer más de 24.

- Si el criminal es menor de 18 años el máximo de varazos es de 10, y con una vara más corta y delgada.

- Si el criminal es condenado a muerte no puede ser condenado a varazos. Se supone aquí que después de muerto ya poco impacto iban a tener los varazos, claro está...

- La vara no puede exceder la media pulgada de grosor (1.27cm) ni los 1.2 metros de longitud.

- Hay más de 30 delitos por los que te pueden condenar a varazos, como la toma de rehenes, secuestro, robo, vandalismo, abuso sexual, abuso de drogas y posesión ilegal de armas. 

- Los delitos por los que los varazos son obligatorios incluyen violación, tráfico de drogas, hacer préstamos de manera ilegal y visitar a extranjeros que se encuentren en situación irregular en el país. 

- Las condenas a varazos se llevan a cabo en una zona especial de las prisiones, ya que las condenas a varazos siempre van acompañadas de prisión. Los condenados no son informados de cuándo se va a llevar a cabo la sentencia, hasta el mismo día por la mañana.

- El condenado se debe desnudar completamente y situarse en una especie de atril, doblando la cintura a unos 90º, de manera que el culo le queda en primera línea de batalla. Un solo varazo, según las normas, desintegra la piel completamente, y las heridas que se sufren a consecuencia pueden llegar a tardar en curarse más de un mes. Las cicatrices resultantes son permanentes.


Bueno, y ahora digo yo, a que no se les ocurre a estos alemanes volver a hacer graffitis por ahí? Claro que no. 

Singapur es uno de los países más seguros del mundo, y una de las razones por las que esto es así es porque las penas son terribles, y que una vez condenado no te salva nadie.  Aquí no existe lo del primo del amigo tuyo que es guardia civil y te quita la multa, aquí no existe. Aquí no hay carteristas a los que detienen día tras día y les meten 300€ de multa, (cuando ya robaron 3000) y sueltan a las dos horas. Aquí no hay penas de años de prisión que luego se quedan en nada por buen comportamiento y demás, etc.

Y si eres extranjero y no sabías a lo que te exponías, problema tuyo, haberte enterado. Y si no estás de acuerdo, nada más fácil que no haber venido. Como dice un artículo por ahí del que me acuerdo siempre:

Como seguro que decía por ahí Eurípides o uno de estos: Ignorantia juris non excusat, lo que viene a decir que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

Amén.  

6/11/14

Ta Prohm

Ta Prohm es el nombre moderno de uno de los templos más conocidos de la región de Angkor (Camboya), después claro está del celebérrimo Angkor Wat, del que os hablé el otro día. 

Este templo fue construido durante los siglos XII y XIII a petición del rey Jayavarman VII, originalmente como templo budista y reconvertido a templo hindú tras su muerte.

Al contrario que la mayoría de los templos de Angkor, Ta Prohm no ha sido restaurado desde que se construyó, de ahí que los árboles que hay en la zona así como la jungla que lo rodea lo hayan conquistado, convirtiéndolo así en uno de los más visitados por turistas.

En la película Tomb Raider podemos ver varias escenas rodadas aquí, aunque están mezcladas con imágenes de otros templos. Aquí os dejo un pequeño vídeo para que os hagáis una idea:

 


El acceso al templo está muy bien preparado, y se pueden ver otros edificios derruidos a ambos lados de la entrada principal:

Ta Prohm Cambodia

Ya antes de entrar se puede ver que el templo está completamente 'comido' por los árboles, y varios de los edificios están apuntalados debido al peso de los mismos.

Ta Prohm Cambodia


Ta Prohm Cambodia

Ta Prohm Cambodia

Ta Prohm Cambodia

Ta Prohm Cambodia

Ta Prohm Cambodia


Al contrario que en Angkor Wat, este templo no tiene mucha historia, ya que la mayoría de los grabados en piedra fueron 'borrados' tras la muerte del rey Jayavarman VII por iconoclastas hindús. Aún así, el guía que teníamos encontró la oportunidad de explicarnos lo que podríamos haber visto aquí hace siglos:

Ta Prohm Cambodia
Lugar donde había un Buddha grabado

Varios de los edificios están conectados por corredores conservados en bastante buen estado (comparado con el resto del templo)


Ta Prohm Cambodia


Y lo demás son todo ruinas que son inaccesibles, montañas de bloques de piedra en el suelo y restos de torres y otras edificaciones:


Ta Prohm Cambodia

Ta Prohm Cambodia

Ta Prohm es un templo pequeño, pero sin duda uno de los más 'auténticos' de toda la región de Angkor, y su fama es más que merecida.


Ta Prohm Cambodia