17/10/2014

The Umbrella Movement

Bueno, como habréis podido ver en periódicos y canales de televisión de todo el mundo, Hong Kong se encuentra en un periodo de protesta, de protesta pacífica, conocida como The Umbrella Revolution

De los 'por qués' de la situación no voy a hablar, que se me sube el azúcar, y para eso además están los medios de comunicación, que por norma general lo cuentan mejor que yo. Hay reporteros, sin embargo, que no escriben bien ni el nombre del gobernador de Hong Kong:

Umbrella Movement

En este artículo sacado del diario 'El mundo' podemos ver como el enviado especial Javier Espinosa se refiere al gobernador como CY Leung Chun-Ying. Vamos a ver:

- Nombre: Chun Ying
- Iniciales del nombre: CY
- Apellido: Leung

Iniciales + Apellido (CY Leung): CORRECTO
Apellido + nombre completo (Leung Chun-Ying): CORRECTO
Iniciales + Apellido + Nombre completo (CY Leung Chun-YIng): INCORRECTO

En otras publicaciones ponen Cy Leung Chun-Ying, lo que ni voy a entrar a valorar.

Aclarado esto, sigamos.

El sábado pasado decidí sacar la cámara de fotos y dar una vuelta por la zona principal de las protestas, a eso de las 3 de la tarde, cuando todavía no hay mucho jaleo. Esto fue lo que me encontré:

Escaleras improvisadas para pasar de un lado a otro de la carretera. El muro de cemento que se ve en la imagen es un separador de carriles.  


Umbrella Movement

Eso sí, de uno en uno, y con gente ayudando a personas mayores si lo necesitaban.

Umbrella Movement


 Tiendas de campaña para descansar, para el uso del que lo necesite:

Umbrella Movement

Talleres de papiroflexia para hacer paraguas con papel amarillo, símbolo del movimiento,
que luego se usarán para decorar puentes y demás:


Umbrella Movement


Umbrella Movement


Una estatua que se ha convertido en el símbolo más importante de todos, justo en el centro:


Umbrella Movement

Umbrella Movement

Un muro, justo al lado de una de las entradas a las oficinas del gobierno, lleno de post-its con mensajes, y una escalera al lado con materiales para escribirlos y pegarlos:


Umbrella Movement

Umbrella Movement

Umbrella Movement

Barricadas en todas las entradas a las oficinas del gobierno:


Umbrella Movement

Umbrella Movement


Umbrella Movement

Zonas de estudio:


Umbrella Movement

Puestos de información para extranjeros:


Umbrella Movement

Zonas de reciclaje de basura, perfectamente organizadas:


Umbrella Movement

Los hombres que salen en la foto superior estaban recogiendo las bolsas que había en la zona de plásticos, para su reciclado. Luego supongo que irían a por la de papel y cartón, al fondo.

Puestos de bebidas y snacks gratuitos para el que los quiera/necesite:


Umbrella Movement

Carteles y banderas por todos lados:


Umbrella Movement


Umbrella Movement

Y calles sin tráfico:


Umbrella Movement

Umbrella Movement

Supongo que mucho de esto no lo habréis visto en periódicos o televisión.

30/9/2014

Ofertas de las buenas pt.2

El año pasado os hablé de una oferta 'increíble' del supermercado Wellcome en Hong Kong, donde era más barato llevar dos docenas de huevos que una. Haced click aquí para repasar la entrada.

Varias personas con las que comenté el tema, o que me hicieron llegar un mensaje, me preguntaban si no me parecía que esa oferta exagerada podía ser un error. Pues no señores, de ninguna manera. Ayer mismo me encontré con otra.

En este caso se trata de queso de Nueva Zelanda:

Wellcome offer

Fijaos en el precio: 62.4HK$ (unos 6 euros y pico) la unidad. Sí, está caro, como todos los derivados lácteos, especialmente si son importados. 

Y luego el precio de oferta: 57.2HK$ por dos unidades, es decir, más barato que llevar una sola, como en el caso del año pasado de los huevos. 

Lo primero que hice fue mirar la fecha de caducidad. Finales de diciembre. Parecía real la cosa. Saqué esta foto con el móvil (por si había que discutir con la cajera en cantonés) y me fijé bien en la pantalla a ver lo que me cobraban:


Wellcome offer

La primera línea es una bolsa de plástico, por la que cobran 0.50HK$, unos 5 céntimos de euro. Luego debajo aparecen las dos barras de queso y un descuento de 66.90HK$ por llevar dos. Sí, hay más cosas debajo, por eso el total es de 87.70.

Así da gusto comprar.
 
 

19/9/2014

Tifón Kalmaegi

Este verano está siendo bastante especial, ya que en lo que llevamos de temporada solo nos ha visitado un solo tifón. Este pasado martes, el tifón Kalmaegi pasó a unos 400 Km de Hong Kong, y sus vientos fueron lo suficientemente fuertes como para paralizar la ciudad durante algo más de 12 horas.
 
De los tipos de alertas, del Observatorio de Hong Kong y de las precauciones que hay que tomar ya os he hablado en muchas ocasiones, como por ejemplo en esta entrada del año pasado, cuando nos visitó el tifón Usagi.

Esta vez la alerta T8 (la más suave de las que paralizan la ciudad) estuvo en vigor desde el lunes por la noche hasta el martes a las 10:40 de la mañana. Al haberse retirado antes del mediodía las normas dicen que hay que incorporarse al puesto de trabajo antes de las 2 horas desde que retiran la alerta. En mi caso me preparé, fui a comprar algo para comer y comí en el colegio. Lo mejor de todo, que no había niños, ya que las clases para ellos se cancelaron para todo el día.

Bueno, mirando noticias por Internet acerca del tifón esa misma tarde me encontré con este vídeo, y la verdad es que no tiene desperdicio.

Es un vídeo grabado por James Reynolds, un reportero que se dedica a grabar desastren naturales en la zona de Asia Pacífico. En este caso, voló a Hong Kong después de que Kalmaegi pasase arrasando con todo (como siempre) por las Filipinas y se puso a grabar en el puerto Victoria, una de las zonas más expuestas al viento de la ciudad.

Bien, esto es lo que se encontró:



Ahí lo tiene, señora, desafiando el temporal, oleaje, basura, porquería que dejan los miles de barcos que pasan por esa zona e incluso una silla que se ve en las imágenes.

Se le metió en la cabeza que se tenía que bañar y se bañó. 

Lo raro es que no se ahogó...

2/9/2014

Salsa Katsudon

Hoy toca una entrada culinaria. 

Hace un par de semanas leí este artículo en una página web local. En él se promocionaba una salsa para carne de una restaurante japonés en el que ya había estado con anterioridad, y me llamó bastante la atención. 

El restaurante del que hablo se llama Dondonya Shokudo, y tienen 3 restaurantes en Hong Kong. Según contaba el artículo habían incorporado recientemente a su menú una nueva salsa, hasta ese momento exclusiva del restaurante Meijitei, famosísimo establecimiento de la ciudad de Nagano, en el centro de Japón.

Si hacéis click en los links podréis ver alguna foto de los mismos. Digo ver y no leer, porque el del Meijitei está solo en japonés. Buena suerte de todas formas.

El presidente de Meijitei, Hideaki Katada, viajó a Hong Kong a promocionar la salsa, y uno de sus chefs colaboró con los cocineros de Dondonya Shokudo para asegurarse que tanto el proceso de creación como el sabor final fuesen exactamente los adecuados.

Esto parece broma pero no lo es. Los japoneses tienen el honor y la reputación como máximas prioridades a mantener, y una salsa de este tipo en malas condiciones hablaría mal tanto del cocinero como del restaurante donde se sirva e incluso del país del que proviene. Esto se convierte en tema de seguridad nacional.

Aclarado esto, continuemos. 

La salsa está preparada para acompañar un plato típico japonés conocido como katsudon (カツ丼). Esta palabra proviene de tonkatsu (chuleta de cerdo) y donburi (bowl de arroz), y normalmente es un plato que se acompaña con huevo o algún tipo de vegetales.

Según las normas de Meijitei, la carne utilizada tiene que ser de la conocida como rib eye, y la relación entre carne y grasa tiene que ser acorde con las normas del restaurante. La chuleta se reboza en pan rallado y se fríe en un aceite de importación. La temperatura y tiempo de freído son cuidadosamente monitorizados. Incluso el arroz, un tipo de grano corto conocido como Akitakomachi, se prepara en un agua purificada mediante el sistema de filtración RO, para garantizar su calidad.

Lo que os decía, esto debe de ser más difícil que hacer una operación a corazón abierto.

Bueno, fue llegar al restaurante y lo primero que vi, ya esperándome en la mesa, fue este cartel:

Katsudon

Katsudon

En la parte posterior del mismo explicaban la historia de la salsa, de 30 años de antigüedad, y su procedencia, acompañando la explicación con dos fotos de los dos restaurantes.

En el restaurante Dondonya Shokudo, el katsudon se sirve acompañado de repollo. Es eso o nada. Lo tomas o lo dejas.

Bien, yo lo tomo, y sin dudarlo.

Katsudon

Katsudon

El set estaba acompañado de una sopa miso y takuan, una especia de rábano encurtido.

Una maravilla. Y todo ello con la salsa por encima. A qué sabía? pues es difícil de explicar, pero sabía muy bien. Además la vendían en botellas sueltas a la entrada del restaurante. La próxima vez que vaya igual me hago con una.

Éxito asegurado.

21/8/2014

On the roofs

Hace unos meses me encontré en Internet con un vídeo increíble. Se trataba de dos 'locos' (Vadim Makhorov y Vitaly Raskalov) escalando la Shanghai Tower, una torre de 650m de altura todavía en construcción.

El vídeo dura poco más de 5 minutos, y es un resumen de su hazaña. Tened en cuenta que la parte superior de la torre está sin acabar, y ellos escalan hasta arriba del todo, sin ningún tipo de sujeción, y documentan toda la subida mediante fotos y vídeos.



Mete miedo. Desde luego esto es lo que yo llamo una profesión de riesgo en toda regla, como para tener vértigo...

Lo primero que pensé cuando lo vi fue que si lo que les gusta es escalar rascacielos lo que tenían que hacer era venir a Hong Kong, que tenemos de sobra. Y bien, meses después, vinieron.

Os dejo un link aquí a las fotos que publicaron en su página, 'On the roofs' (en los tejados). Varias de las fotos ponen los pelos de punta, ya veréis...

Según dicen en el texto que acompaña las fotos, en Hong Kong les fue muy fácil acceder a los tejados de los edificios que eligieron. En los edificios de viviendas las puertas al tejado están normalmente abiertas, por lo que subir hasta allí no tenía ningún mérito. 

Por otro lado, los edificios comerciales o de oficinas tenían los accesos al tejado con una e incluso dos alarmas, conectadas a un sistema controlado por los vigilantes de seguridad del edificio y a la vez a la policía de Hong Kong. En este caso, lo que hacían era subir lo más arriba posible y luego utilizar una escalera pompier, una escalera portátil con un gancho en la parte superior, utilizada frecuentemente por bomberos para escalar pisos por la parte exterior del edificio.

Conozco yo a dos o tres que las deben de estar pasando apuradas, solo viendo el vídeo por Internet. 

Qué os parece?