29/9/10

Mi primer hot pot

Pues el otro día, aprovechando que iba a cenar con un amigo mío local, nos fuimos a cenar al Little Sheep, restaurante típico Chino que acaba de abrir varios en Hong Kong. En él lo que se va a comer es un Hot Pot (más o menos "cazuela caliente"). 

Nosotros como nos veámos con fuerzas dedicimos ir a por el "todo lo que pueda comer" hot pot, que de esta manera no nos podíamos equivocar. La cacerola en sí está dividida en dos partes, con diferentes caldos con plantas y raíces medicinales en cada una. Le dieron a mi amigo Francis una lista con cuadrículas para que escogiese el tipo de caldo y los diferentes ingredientes que queríamos comer en la primera tanda. Pues bueno, él escogió una sopa de guindillas (no sé como no le dio algo) y a mí me trajeron otra que ni sé lo que era pero sabía muy bien...


La cacerola va puesta en una placa térmica que encienden en cuanto te sientas a la mesa, y todos los ingredientes que pides te los traen crudos, de manera que los cocinas metiéndolos en el caldo:


En la foto aparecen ya los primeros ingredientes que pedimos, unas bolas de soja de no sé qué que daban gusto. Todo lo que se ve rojo en la parte izquiera son los chiles esos, que a mí me entró la tos solo de olerlos... Luego ya empezaron a llegar los platos fuertes, el cordero en lonchas, el pollo y el cerdo:


Luego empezamos a pedir verduras chinas de todos los colores, champiñones, lechuga, noodles de todos los tipos y demás cosas ricas. Por cierto, creo que no lo dije antes, pero si hacéis clik en las fotos se amplían bastante. Que lo sepáis...




A estas alturas de la película mi amigo resoplaba, y no porque estuviera caliente, sino porque la sopa de guindillas no había quien la tragase. Eso tenía una pinta que metía miedo...




Y bueno, poco a poco, fuimos pidiendo más y más y más y más, hasta que ya fuimos acabando con las existencias:



Luego nos trajeron una jarra de no sé qué te medicinal que ayuda a prevenir los ardores. Bien, desapareció todo también.


Después de semejante homenaje, nos hicimos una foto, para recordar tan memorable encuentro:



Ya no quedaba nadie en el restaurante, y nosotros dale que te pego... Al final pedimos otro poco más de lechuga cocida (típica de aquí) y ya nos miraron regular, por lo que decidimos irnos.

Hora de entrada: 20:30
Hora de salida: 23:35

Creo que di la talla.

1 comentario:

  1. tu primer hot pot....y espero que el último....

    ResponderEliminar