24/1/12

Sweet Delight Mona Lisa

Hoy me encontré en el centro comercial K11 de Tsim Sha Tsui una exposición de arte culinario. 

Sí, una cosa de estas contemporáneas que les gusta a la gente, ya sabes, cuatro noodles por el suelo, dos tenedores gigantes torcidos, vamos, lo de siempre, que hay veces que no sabes si lo que estás viendo es parte de la exposición o es que se les olvidó barrer el suelo ese día... En fin...

Y bueno, dónde estaba toda la gente? Donde estaba yo sacando fotos, dónde iban a estar. Había una versión de la Mona Lisa de Da Vinci hecha con tostadas de pan de molde (no pregunté si era Bimbo o era otro) y demás panecillos. Espectacular. Eso sí, el tamaño era 300 veces el del cuadro de verdad...



Dice aquí el cartel que el artista, Maurice Bennett, utilizó más de 6000 tostadas de diferentes tamaños en la obra, de la cual creó diferentes versiones según la época del año.



La verdad es que vista desde lejos ni te das cuenta de que está hecha con tostadas de pan. Fijaros como se nota cuando se acerca uno a echar un ojo:


Y vaya difícil que tiene que ser el tostar o quemar el pan el tiempo exacto para que coja el color que buscamos... Esto es a lo que llamo yo ser un artista, y no a los de los tenedores torcidos!!!

3 comentarios:

  1. Anónimo24/1/12 3:17

    Excelente!!!

    Siempre Fértil;Col. Pedris Von Markinsson

    ResponderEliminar
  2. Me imagino tostando el pan a golpe de soplete, porque sino jaja :D

    ResponderEliminar